Design Thinking: Definición, origen y fases

Design Thinking: Definición, origen y fases


Es probable que hayas oído hablar del Design Thinking pero que no acabes de tener claro qué es. Hablamos con Maria Santolaria, experta en Design Thinking tras años como consultora de diseño e innovación en empresas como Smart Design o Central Design en San Francisco (EE.UU). Además, es nuestra profesora de Design Thinking y Customer Journey en Barcelona.

¿Qué es el Design Thinking? 

“El Design Thinking es una metodología o proceso para afrontar problemas en las organizaciones. No es la única metodología, lo que tiene de novedoso o particular es que a la hora de resolver ese problema se sitúa al usuario en el centro, se estudian las necesidades del usuario”.

“Esto es diferente a lo que muchas vecen hacen las empresas: diseñan algo, lo lanzan y el mercado valida el producto”, afirma Maria. En un mundo cada vez más complejo y competitivo, esto muchas veces ya no funciona.

En el Design Thinking o Innovación Centrada en el Usuario “te inspiras en el usuario, ves los problemas y necesidades que tiene, y construyes soluciones basadas en lo que has investigado“. Entonces, creas un prototipo y lo iteras, aprendes y mejoras ese producto. Tal y como explica: “Tienes más posibilidades de que lo que lanzas funcione si estás resolviendo la necesidad de alguien”.

Maria Santolaria

Maria Santolaria, experta en Design Thinking

Origen del Design Thinking

El Design Thinking surgió en San Francisco en los años 70, concretamente en la consultora Ideo, de la mano de Tim Brown. No obstante, Maria afirma que algunas de las técnicas que forman parte de un proceso del Design Thinking, llevan años utilizándose en disciplinas como la sociología o la antropología. ¿Por qué? Porque es una de las técnicas más cruciales en un proceso de Innovación Centrada en el Usuario es la etnografía. Observando al usuario es cómo puedes identificar realmente cuáles son sus necesidades latentes y diseñar en consecuencia.

En definitiva, lo novedoso no es la técnica, sino la aplicación: “Lo nuevo es aplicarlo para solucionar problemas de negocio”, explica. Por supuesto, también hay técnicas de esta metodología que no se corresponden a las disciplinas anteriores, como la iteración, el proceso de validar tu idea con los usuarios.

Fases del Design Thinking

1. Inspiración

Todo parte de un problema. Por ejemplo, quieres reinventar o mejorar un producto, lanzarlo en un mercado nuevo y necesitas entender la industria… Aquí empezaría la fase de observación y búsqueda. Se trata de recoger toda la información posible a nivel cuantitativo y cualitativo. En esta fase es clave poder empatizar al máximo con tu usuario. Necesitas observar para encontrar incoherencias, errores y problemas.

2. Ideación

Una vez has entendido los problemas, ideas las soluciones. Buscas las ideas o conceptos que puedan resolver los problemas que has encontrado.

3. Implementación 

Creas uno o varios prototipos, generas hipótesis y validas esas hipótesis con los usuarios. Mejoras el producto y lo ajustas progresivamente.

Si te ha parecido interesante el artículo puedes apuntarte a los cursos de Design Thinking de Maria Santolaria en Foxize:

¿Dudas o preguntas? Nos tienes a tu disposición en el teléfono gratuito 900 701 159 o en alumno@foxize.com

+ No hay comentarios

Anímate